Esta web utiliza las cookies _ga y _gid propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.

Noticias

Nuevos requisitos de la iluminación centrados en la salud de las personas

Nuestras familias Kombic, Mini Kombic, Fil, Fil + y Plat están totalmente exentas de riesgo fotobiológico. Componen un total de 376 referencias que cumplen con los máximos requerimientos de seguridad en cuanto al cuidado de la salud de las personas.

¿Pero qué quiere decir esto del riesgo fotobiológico?

La norma europea de seguridad fotobiológica EN 62471 establece un método para evaluar el riesgo de daño ocular o dermatológico de una lámpara o luminaria.

Los LEDs contienen una alta emisión de luz azul en el espectro que hace que mirar (de manera prolongada) a una fuente luminosa intensa provoque daños irreversibles en la retina. Es lo que se denomina Blue Light Hazard.

La norma EN 62471 determina 4 grupos de riesgo para el Blue Light Hazard:

  • Grupo de riesgo 0 (grupo "exento"): sin riesgo, se puede mirar indefinidamente a la fuente luminosa
  • Grupo de riesgo 1: riesgo limitado, se puede mirar fijamente 10.000 segundos
  • Grupo de riesgo 2: se permite mirar fijamente 100 segundos como máximo
  • Grupo de riesgo 3: se permite mirar fijamente 0,25 segundos como máximo

Nuestras familias Kombic, Mini Kombic, Fil, Fil + y Plat están clasificadas dentro de este “Grupo 0”, y por tanto están totalmente exentas de riesgo fotobiológico. Componen un total de 376 referencias que cumplen con los máximos requerimientos de seguridad en cuanto al cuidado de la salud de las personas.

La aplicación de este tipo de productos es sumamente importante en determinadas aplicaciones, donde los usuarios están mucho tiempo expuestos a la iluminación artificial, como en oficinas o universidades, o en espacios dónde los usuarios principales poseen una alta sensibilidad a la luz, cómo en aulas de colegios y guarderías, o residencias geriátricas. En algunos países, este tipo de estándares es de obligado cumplimiento, como es el caso de Israel desde 2016.

Algunos de los proyectos dónde se han instalado estas luminarias, asegurando el máximo nivel de protección visual a los usuarios han sido:

Si necesitas ampliar esta información o necesitas hacer alguna consulta sobre tu proyecto, contacta aquí.

Si quieres consultar más proyectos, consulta aquí.