Esta web utiliza las cookies _ga y _gid propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.

Noticias

La iluminación en la Bauhaus: racionalismo al servicio del diseño

El diseño de estilo Bauhaus supuso un cambio de paradigma. En el centenario de la creación de la escuela que revolucionó el mundo del arte desde el racionalismo y la funcionalidad, repasamos el papel de la iluminación de la Bauhaus dentro de sus planteamientos arquitectónicos.

En el mundo de la decoración y el diseño de interiores se habla mucho de mesas, sillas o lámparas de diseño Bauhaus como sinónimo de estilo limpio y funcional, pero ¿qué significa exactamente esa referencia?

La escuela Bauhaus abre sus puertas en 1919 en Alemania con una premisa revolucionaria: la forma obedece a la función. Su fundador, Walter Gropius, pretende eliminar la jerarquía de las artes a través de una visión integradora de distintas disciplinas como:

  • La arquitectura
  • El diseño
  • El arte
  • Y la artesanía

El pragmatismo del ideario de la escuela supuso una revolución cuya influencia ha permanecido hasta hoy en día. Tras cien años desde su creación, las aportaciones de la Bauhaus siguen vigentes, lo que da buena cuenta del calado que sus planteamientos alcanzaron.

Según los valores de la escuela, los artistas se convierten en artesanos capaces de producir sus propios diseños eliminando las fronteras entre las distintas disciplinas.

De esta manera, se favorece una experimentación sin precedentes que conllevará la introducción del diseño en la sociedad industrial. El arte se pone a disposición de la sociedad, dando lugar a obras funcionales a la medida de su uso.

 

La iluminación en la Bauhaus

Las obras arquitectónicas de la Bauhaus son el máximo exponente de la filosofía de la escuela. En ellas se aglutinan todas las disciplinas artísticas para crear edificios centrados en la funcionalidad y el diseño. Como no podía ser de otra manera, la iluminación supone uno de los puntos de mayor interés dentro de los planteamientos arquitectónicos de la escuela. Algunas de las aportaciones más significativas son:

Walter Gropius

El fundador de la escuela es el artífice del edificio más icónico de esta corriente: la sede de la escuela en Dessau, construido en 1925. Un edificio revolucionario que incluyó los últimos avances tecnológicos y estructurales.

Siguiendo la máxima de la escuela en la que cada diseño debe adaptarse a su misión, la iluminación del edificio se plantea desde una perspectiva estrictamente funcional. Así, las aulas recibirán una gran cantidad de luz natural a través de grandes ventanales, mientras que los bloques de apartamentos cuentan con ventanas individuales que favorecen la privacidad.

Además, todas las luminarias que se incluyeron en el edificio fueron diseñadas y construidas en los talleres de metal de la escuela.

Ludwig Mies van der Rohe

Las líneas puras y la ausencia total de elementos ornamentales definen su estilo arquitectónico. Racionalismo en estado puro en el que la iluminación tiene un papel protagonista.

El pabellón de la Exposición Universal de Barcelona de 1929 constituye una de las obras más representativas del arquitecto alemán. En él se conjuga la iluminación natural y la artificial a través de un muro translucido que permite la entrada de luz natural durante el día y aporta iluminación artificial por las noches.

La preocupación del arquitecto por la iluminación se traduce también a la elección de materiales de construcción. Los pilares de acero recubiertos de cromo crean un juego de contrastes que añade dinamismo a un diseño en el que la luz delimita la frontera entre el plano horizontal y el vertical. Este revolucionario planteamiento será uno de los elementos recurrentes en el estilo de van der Rohe.

Marcel Breuer

El arquitecto y diseñador húngaro fue uno de los artífices más importantes en la fusión entre las artes que promovía la escuela. El diseño industrial se funde con la arquitectura de forma orgánica a través de toda su obra.

Sus principales aportaciones como arquitecto corresponden al diseño de viviendas en las que hace hincapié, una vez más, en su función: edificios para vivir. En sus diseños busca incluir la naturaleza en el hogar mediante patios acristalados que permiten la entrada de luz natural en el interior.

Por otro lado, Breuer es uno de los creadores de luminarias más prolíficos de la escuela. Sus diseños sencillos y funcionales, influenciados por el estilo Art Decó alcanzaron fama mundial gracias a su éxito en la exposición de Artes Decorativas que se celebró en París en 1925.

Le Corbusier

La iluminación cobra una importancia sin precedentes en la obra del arquitecto suizo que consideraba la arquitectura como “el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz”.

Le Corbusier experimenta con la luz para crear texturas y volúmenes. Tanto la luz artificial como la natural serán objeto de estudio en sus artículos y proyectos, como demuestra su minucioso trabajo sobre el uso de la ventana a lo largo de la historia de la arquitectura. Desde el punto de vista de la iluminación artificial, el arquitecto apuesta por la honestidad absoluta de las bombillas desnudas, en consonancia con los planteamientos minimalistas de su estilo.

 

El diseño Bauhaus en la actualidad

En el centenario de su creación, el legado de la escuela es incuestionable. Bauhaus es sinónimo de diseño con mayúsculas y son muchas las piezas que se inspiran en sus principios.

La funcionalidad y la sencillez de los diseños de la Bauhaus están presentes en los productos de Lamp a través de soluciones de iluminación que combinan la última tecnología con la filosofía racionalista de la escuela.

El máximo exponente de la filosofía Bauhaus dentro de nuestro catálogo. Su concepción formal a cargo del diseñador Maurici Ginés, de artec3 Studio, se basa en un diseño “esencial, universal, atemporal, intuitivo y honesto”, mientras que su versatilidad permite crear diferentes ambientes, lo que la convierte en la opción perfecta para aplicaciones de hospitality y retail.

La flexibilidad es su seña de identidad. Una familia de elementos de iluminación caracterizada por su variedad de modelos y accesorios que se adaptan a todo tipo de aplicaciones.

La experimentación que caracteriza a la Bauhaus se materializa en esta familia de luminarias que permite combinar sus distintas partes para conseguir los mejores resultados.

Un objeto de líneas depuradas con inspiración arquitectónica. Su geometría con el patrón de puntos expresa la función de disipación que realiza.

Las geometrías puras y volumen compacto aportan un diseño racional y funcionalidad a la familia con sus soluciones lumínicas.

Estás navegando en Español.
¿Quieres acceder a la versión en ?

You are browsing in Spanish.
Do you want to switch to the version?

Vous naviguez en es.
Voulez-vous accéder à la version en ?

Estàs navegant en Castellà.
Vols accedir a la versió en ?

Llévame
Take me
Prends moi
Porta'm-hi