Esta web utiliza las cookies _ga y _gid propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de Cookies.

Hospital Cardiológico Hisham A. Alsager

Hospital Cardiológico Hisham A. Alsager

Arquitecto: AGi architects

Constructora: BAC Combined

Año: 2016

Lamp Solution: Fil +, Kubic, Mini Kubic, Flat, Hermetica, Mini Proa

Fotografía: Nelson Garrido

Hospital Cardiológico Hisham A. Alsager

Ciudad de Kuwait,Kuwait

El objetivo a la hora de diseñar el Hospital Cardiológico Hisham A. Alsager fue el de idear un espacio positivo que pudiese actuar como contenedor de actividad social, más que un centro puramente hospitalario. El esquema anatómico del corazón y su funcionamiento en el conjunto del cuerpo humano fue el tema utilizado para el diseño del proyecto.

El principal reto lumínico en este proyecto fue el de adaptarse a la exquisita arquitectura que requería perfiles Fil + custom-made que se adaptaran a diferentes longitudes según el espacio. En Lamp, como especialistas en perfilería, conseguimos adaptarnos a todas las necesidades del proyecto. Fabricamos casi 300 perfiles de 17 longitudes diferentes. También se innovó en la aplicación de nuestras Mini Proa en la zona de aguas proveyendo el espacio de luz indirecta.

A nivel arquitectónico, en vez de tratar la volumetría exterior como una construcción hospitalaria (volúmenes contenedores meramente funcionales) se propuso un tratamiento más cercano a dotaciones socio-culturales, generando un cuerpo de piedra marcado por dos grandes aperturas de color rojo en fachada, que invitan a acceder al interior del edificio e insinúan lo que el usuario se va a encontrar una vez penetra en él. Esta piel de piedra es la que nos proporciona, además, la protección necesaria a las duras condiciones climatológicas kuwaitíes, garantizando unos niveles altos de sostenibilidad y bajos costes de mantenimiento.

En el interior encontramos un gran atrio central de triple altura al que vuelcan los espacios de espera y circulación; un espacio de color rojo, ampliamente iluminado con luz natural a través de distintos patios, que posibilita una experiencia hospitalaria desahogada, en contraste con otros edificios hospitalarios.

Las consultas, agrupadas en tres niveles en el cuerpo sur del edificio, están constituidas por dos áreas de exploración, una sala de consultas y un área de espera propia. Cada una de estas áreas se organiza en torno a un pequeño patio que dota de iluminación y ventilación natural, a la vez que de máxima privacidad, a cada una de las zonas.

Los servicios especializados de rehabilitación, de investigación y de gestión del centro, se encuentran estratégicamente situados en la zona norte del edificio. Permite abrirlos hacia el exterior y proporcionar vistas directas de la bahía de Kuwait así como unas condiciones de iluminación óptimas.

En el interior, la selección de materiales también está basada en criterios funcionales y relativos a las condiciones locales. Los suelos y zócalos en las zonas públicas son una extensión de la piedra exterior, confluyendo con paños metálicos de color rojo que conforman el atrio principal y los patios circundantes. En contraposición, las zonas de uso restringido al personal hospitalario, que tienen requerimientos de control bacteriológico y sanitario más altos, están acabadas en vinilo siguiendo un código de colores que ayuda a la distinción de los distintos departamentos y una mejor orientación dentro del edificio.

El discurso arquitectónico en este caso tiene una clara vocación experiencial, que tiene en cuenta especialmente la situación específica del tipo de usuario: pacientes, y trabajadores, tratando de facilitar al máximo su paso por el centro.

Aplicaciones lumínicas